lunes, 14 de diciembre de 2009

LOVE

La flecha cruzó rauda y veloz hasta llegar al objetivo, Cupido reía a carcajadas, y el chico que la miraba bailar ya estaba muerto.

1 comentario:

jorge dijo...

...de amor, claro.

¡¡¡Como debe bailar!!!